Hunklopedia

Welcome to Hunklopedia, Encyclopedia of Hunks

Visit our posts and enjoy the short stories. Stories in Spanish and English.

Short and Long Stories

Looking for some romantic stories? Stay tuned for more brand-new stories!

Sunday's Star

Do you want to watch a special post of the hottest famous men? Check our Sunday's Star section.

Hunklopedia Directory

Tired of searching for your favourite hunk's name? We help you out! Look it up in the Hunklopedia's directory.

Follow Us!

We invite you to visit our Facebook, Twitter and Google + accounts.

lunes, 29 de septiembre de 2014

Pequeño Respiro

A las buenas noches!

Dado que estoy un poco griposo (o constipado, o algo que me tiene la cabeza como un bombo desde el jueves pasado) voy a tomarme un respiro con el blog hasta la semana que viene.

Aparte tengo buenas noticias, empiezo a trabajar éste miércoles así que a ver que tal me va!

Os leo en una semanita!

Ya podía hacerme éste de enfermero, madre mía..

lunes, 22 de septiembre de 2014

Hablemos de Porno: Gay for Pay Vol. 2

A las buenas tardes, querid@s lector@s de la Hunklopedia. Esto no es una película porno (si habéis relacionado el título del post con una de las películas de NextDoorStudios)... pero casi casi, vamos, sino una nueva entrada de Hablemos de Porno.

Hoy vuelvo con una segunda entrega de Gay for Pay, una sección en la que disfrutamos y nos traumatizamos a partes iguales viendo la realidad detrás del porno gay. Viendo cómo personas heterosexuales hacen carrera en la otra acera, pero como están to' buenos y encima follan entre ellos, pues que nos quiten lo bailao.

Antes de empezar con una nueva oleada de traumas os voy a dejar el link a la primera entrada de ésta línea, para que lo leáis en caso de que no lo hayáis hecho ya. Bueno, ¡Empezamos!

- Hablemos de TommyDXXX:



Tommy es uno de los primeros actores que me puse a seguir cuando empecé a ver porno (allá cuando tenía 15 años, o menos, ya ni me acuerdo). Comenzó su carrera en 2001 y todavía hoy sigue en activo como cabeza de cartel de la compañía NextDoorStudios, una carrera larga en la que ha actuado tanto con hombres como con mujeres y tiene su propia página web dentro del estudio que os he comentado. Poco os puedo decir sobre su vida personal, salvo que es profesor de spinning y fanático de los ordenadores. 

Entre sus películas puedo destacar (para dar énfasis al tema que estamos tratando hoy) GayForPay Volúmenes 3 y 6, películas que no tienen desperdicio. Cómo no me gustan las tetas, pues obviamente os dejo el trabajo de comprobarlo por vosotros mismos...



- Hablemos de Trystan Bull:

¿Por qué Trystan Bull? Pues míralo sin pantalones y ya verás...

Quien lo pillara madre mía... Este canadiense es otro conocido actor de NextDoorStudios que también tiene su propio espacio dentro de la compañía. Apodado "El nuevo Cody Cummings" por las razones obvias, empezó su carrera en el porno gay en 2009 (si mal no recuerdo) y desde entonces ha estado compaginando su carrera en la otra acera con productoras de cine heterosexual para adultos. En el sitio lo catalogan de actor bisexual, pero amigos míos, no nos engañemos con lo evidente.



- Hablemos de Reese Rideout:


Finalmente tenemos a Reese, actor por muchos años de la compañía RandyBlue. Lo hemos visto en toda clase de escenas, posturas, roles, trajes... y jamás nos hubiésemos podido imaginar que alguien como él, que le han hecho y ha hecho de todo, estuviera casado con una mujer.

Este actor puede ser uno de los más mediáticos, pues hace un par de años salió junto con su mujer en la televisión inglesa, defendiendo ésta la aparición de su marido en el porno gay.  Según ella "su marido es un hombre heterosexual que únicamente hace lo que hace por dinero y está orgullosa de ello". Y añade "El porno heterosexual sólo paga 300$ por escena mientras que en el homosexual pagan hasta 5 veces más, no me importa lo que la gente piense, Reese no es gay y me siento feliz de que no ruede con otras mujeres. Cuando está fuera voy a correr o con amigas y me recuerdo que solamente está actuando"


Reese también afirma en una entrevista que "Mi primera escena de sexo en cámara fue horrible, me sentía culpable por Becki. Pero éramos un montón de actores amateur preocupados de que nos pillasen... Cuando tuve sexo con mujeres también me sentí culpable, por ello me cambié al porno gay. Ahora puedo tener sexo como trabajo sin tener que preocuparme por la otra persona, porque soy hetero. La primera vez que rodé con otro hombre era sólo un oral y no se me levantaba porque no me ponía. Ahora veo porno hetero antes de rodar o pienso en Beckie mientras filmo. Trabajar haciendo porno gay es lo mejor de todo, me pagan más y me tratan con respeto".   (fuente: Qeerty)

Y aquí voy a hacer yo un pequeño apunte. No me creo para nada que un tío al que le he visto meterse pollones como cacerolas, chupando todos los palos habidos y por haber, y poniendo unas caras de placer que no te puedes imaginar mientras se la meten, solamente actúe. Si queréis salir de dudas ved una de sus escenas y me escribís en comentarios lo que os parece... pero desde luego yo tengo muy claro lo que pienso.

Y hasta aquí la dosis de traumatizantes de hoy (escueta, porque como viene siendo costumbre en mí, dejo las cosas para el final). Espero que os haya gustado, y si es el caso: compartid, comentad, hacedme fap fap... digo fav en Twitter y ésas cosillas.

Un saludete y hasta el próximo post!

miércoles, 17 de septiembre de 2014

La Guardia

La jornada transcurría sin problemas aquella calurosa tarde de verano. El jeep atravesaba las secas y polvorientas pistas forestales entre verdes pinos y robles dejando tras de sí una gran capa de polvo mientras la música sonaba a través de la radio. Su compañero cambió de marcha para subir por otra de las numerosas pendientes de la sierra, haciendo que el vehículo cabeceara y lo sacara de sus pensamientos, una sensación a la que, a pesar de llevar tanto tiempo trabajando como guarda forestal, todavía no se había acostumbrado.

Apoyó de nuevo el brazo sobre la ventanilla tras soltar un suspiro y trató descansar un poco, las patrullas eran agotadoras y llevaban mucho tiempo en aquel jeep. Observó a su compañero antes de cerrar los ojos, con una mano sobre el volante y la otra sobre la palanca de cambios conducía con destreza por aquella pista, mientras observaba el camino a través de las negras gafas de aviador que llevaba siempre. Llevaba desabrochados varios botones de la camisa verde del uniforme, lo que dejaba ver su pecho moreno con algo de vello. Javi era un veterano de la guardia forestal, a pesar de ello el trabajo lo mantenía joven y fuerte, el pelo corto peinado en una pequeña cresta y la barba hacían de él un hombre atractivo; el bronceado y el acento del sur no hacían más que aumentar la cantidad de chicas que tenía a su espalda. Sentía una especial admiración por su compañero desde que trabajaban juntos, era alguien interesante en más de un sentido. Apartó la vista en cuanto se giró para preguntarle algo que no llegó a escuchar.


Por su parte Carlos carecía de aquel encanto peculiar, estaba bastante delgado y pálido, rasgos que eran comunes ahí de donde venía. A pesar de que parecía alguien frágil a primera vista pasó sin problemas las pruebas físicas necesarias para el trabajo, ganándose un puesto fijo y bien pagado en algo que siempre le había apasionado. Continuó sumergido en sus pensamientos hasta que un pellizco de su compañero en el costado lo sacó de sus divagaciones:

- Tío Carlos - dijo con su acento del sur - hoy estás en la parra macho, estate atento no nos vaya a venir un corzo encima y vayamos pa'l barranco.

- Perdón - dijo mientras volvía a colocarse recto en el asiento.

Aquella zona era el hábitat de varias poblaciones de corzos, amén de otros animales salvajes más pequeños que eran raros de ver, muchos viajeros incautos habían topado con los más grandes y acabado perdiendo la vida después de un choque directo con éstos con el coche, ya que aparecían sin previo aviso en la mitad de las pistas. Parte de su trabajo consistía en evitar que los animales pasaran a las carreteras, sobre todo en las zonas valladas defectuosas por las que se colaban. Carlos sacó los prismáticos de la guantera y se puso a otear la lejanía mientras Javi volvía a cambiar de marcha y seguía la pista.

- Bien, a ver si acabamos ya - dijo dándole un par de palmadas en la pierna mientras seguía conduciendo.

Sintió el rubor en el cuerpo, como cada vez que lo tocaba, una sensación que descubrió poco después de empezar a trabajar con él, se sentía a gusto en su compañía, aunque no le daba mucha importancia, pues resultaba difícil creer que alguien como Javi, famoso en el cuerpo por ser el rey con las mujeres, pudiera sentir algo parecido por él.

Continuaron por aquella pista hasta que empezó a oscurecer, la jornada estaba a punto de acabar con lo que Javi se dispuso a dar la vuelta para volver al cuartel. En ese preciso momento, como salido de la nada, un corzo salió del bosque, cruzándose en su camino. Carlos lo avistó en el momento justo, dándole el tiempo necesario a Javi para dar un volantazo y evitar atropellarlo y provocar un accidente de condiciones fatales. Pararon en seco tras esquivar al animal, ambos suspiraron aliviados hasta que vieron humo negro saliendo del motor. Javi giró la llave y bajó corriendo del coche a comprobar la avería, entre maldiciones abrió el capó del vehículo para comprobar la avería. No parecía indicar nada bueno, pues cerró la tapa de golpe y pegó una patada al guardabarros:

- Coge la radio - dijo asomándose por la ventanilla - se ha averiado.

Carlos llamó a la central y explicó la situación, sus compañeros les avisaron de que mandarían un equipo a recogerlos, pero tardarían mucho en llegar. La charla se vio interrumpida cuando el motor comenzó a arder de repente. Ambos se sobresaltaron, Carlos salió corriendo del coche y se alejó mientras Javi cogía el extintor del maletero y apagaba las llamas. Cuando acabaron estaban en una completa oscuridad, escuchó el ruido del extintor cayendo al suelo desde donde estaba mientras Javi maldecía la situación. 

- ¿Estás bien? - preguntó Javi en la oscuridad - No contaba con que pasara esto.

- Si - contestó - Pero no puedo decir lo mismo del coche, hay que alejarse.

Se apañó para encontrarlo en la oscuridad y huir de la humareda que se había generado, ambos se sentaron en el margen de la pista, a pocos pasos del coche quemado. El humo acabó por despejarse dando paso a una noche estrellada:

- Míralo por el lado positivo - dijo Carlos tumbándose en la hierba - al menos no es invierno, esto nos pasa en diciembre y de aquí no salimos.

- Aún así no es el plan que tenía para la noche - dijo encendiendo una linterna que había rescatado del coche - Además ya te gustaría a ti que fuera invierno para tener que arrimarte a esto.

Carlos se rió, aunque no podía negar que no le importaría hacerlo. Javi también soltó una risotada, lo que pareció disipar el mal humor que tenía hacía unos momentos. El sólo hecho de imaginarse lo que le acababa de decir hacía que la sangre le bajara a la entrepierna a un ritmo frenético. Antes de que se pudiera dar cuenta la tenía dura como una piedra y tuvo que dar un giro brusco para que su compañero no lo notase, pero para su desgracia no perdió detalle del acontecimiento:

- ¿Seguro que no te has hecho daño al salir del coche Carlos? - dijo Javi incorporándose - Déjate a ver que mire..

- No, no, en serio, no es nada - dijo Carlos encogiendo las piernas.

- Anda ya, déjame ver - dijo alargando la mano y agarrándolo del brazo. Tiró de él con fuerza hasta que lo giró hacia sí y lo alumbró, pudo ver sin problemas la erección que se marcaba a través de los pantalones verdes del uniforme - Ozú miarma, esto es un claro caso de amorcillamiento - dijo entre risas - ¿No te me querrás poner meloso, no?

Carlos no sabía que decir, se puso rojo de vergüenza y se giró de nuevo pensando en una explicación, pero los hechos hablaban por sí solos. Se levantó y salió hacia el bosque, abochornado, Javi lo llamó para que volviera pero no lo escuchó. Una vez en el bosque apoyó la cabeza contra un árbol, notó que todavía la tenía dura, lo que le dio más apuro todavía. No se dio cuenta de que Javi lo había seguido y que lo estaba alumbrando con la linterna, la dejó en el suelo mientras se acercó a calmarlo:

- Venga Carlos que no pasa nada - dijo acercándose - no se lo voy a decir a nadie, no te preocupes, vuelve y hablamos anda.

- No, no, por favor... - dijo apoyando la espalda en el árbol.

- Que sí hombre, que no te preocupes - dijo acercándose más.

El corazón le latía fuerte cuando lo tuvo cara a cara, respiraba rápido y notaba cómo el sudor le bajaba rápido por la espalda. Notó cómo se humedecía su miembro bajo la ropa interior, fue entonces cuando Javi lo cogió de la mano y lo abrazó. No se lo esperaba para nada, pero agradeció el gesto de confianza devolviéndoselo, Javi frotó su espalda con las manos con la intención de calmarlo.

Su olor varonil y el contacto con su cuerpo lo excitaba todavía más, respiró hondo antes de separarse y decir lo que iba a decir:

- Perdona Javi, pero me has puesto muy burro, no quería que te enteraras de lo mío así.

- Tranquilo, si ya sabía yo que mirabas mucho para aquí en el coche, pero no te preocupes, tu secreto está a salvo conmigo... si me guardas el secretillo a mi también.

Notó entonces cómo bajaba sus manos hacia su cintura y lo acercaba hacia sí de nuevo, más cerca que nunca comenzó a besarle todo el cuello, su lengua bailaba por su piel sudada mientras lo empujaba contra el tronco del árbol. Sin poder resistirse dejó que todas las fantasías que tuvo mientras viajaban en aquel jeep se hicieran realidad.

Se besaron en un beso que le quitó el aliento, mientras Javi sujetaba una de sus muñecas y la llevaba sobre su cabeza mientras con la otra mano le quitaba la ropa. Se separó un momento para abrirse la camisa y desabrocharse el cinturón, antes de que acabara Carlos llevó su boca a su pecho, besándolo. Entonces Javi lo agarró del pelo y le llevó la cabeza a la entrepierna y frotó la cabeza de su compañero con su paquete dentro de la ropa interior. Carlos notó entonces el olor de su miembro ya erecto antes de que Javi se bajara la ropa interior y abriera la boca para lamerlo.

Todavía agarrándolo del pelo Javi empujó su miembro por la garganta de su compañero, su boca estaba húmeda y sin duda estaba haciendo un buen trabajo. Lo separaba con fuerza de vez en cuando, para que lo admirara y pidiera más. Su carácter dominante hacía que la situación fuera una de las más morbosas que ambos habían experimentado. Carlos acariciaba su propio rabo mientras disfrutaba del de Javi con la mano que tenía libre.

Continuaron así largo rato hasta que de otro tirón lo puso de pié y volvió a emprotrarlo contra el árbol. Le bajó del todo los pantalones y metió sus dedos en la boca de Carlos, lamió los dedos tal y como hizo con su rabo, acto seguido comenzó a abrirle el culo con ellos. Carlos gemía mientras masajeaba las paredes de su ano, y se aferraba con ambas manos al tronco del árbol mientras esperaba lo que con tantas ganas ansiaba.

Javi recuperó un preservativo de la cartera que guardaba en el bolsillo y se lo puso, escupió en su mano y se la llevó al miembro cubierto para lubricarlo. "Te voy a follar hasta que llores semen" fue lo único que dijo antes de meterle el rabo en el culo abierto. La punta al principio, pero todo a los pocos instantes, lo que hizo que Carlos se retorciera de placer. Con el pecho pegado al árbol ambos disfrutaban del momento, Javi lo volvió a agarrar del pelo para morderle el cuello mientras seguía empujando su rabo duro por el culo de Carlos. Lo estaba haciendo tan bien que notaba cómo su rabo presionaba su próstata, acercándolo más y más al orgasmo. El momento no tardó en llegar y Carlos soltó un buen chorro de leche mientras su compañero lo seguía follando contra aquél árbol.

Javi por su parte continuó empujando un rato más, notaba perfectamente cómo la sangre le fluía por el rabo mientras lo follaba, haciendo que estuviera más duro. Salió de él y lo giró hacia sí, agarrándolo del pelo hizo que se pusiera de rodillas, se quitó la goma de golpe y comenzó a masturbarse cerca de su cara. Carlos lamió su pene mientras esperaba ansioso el momento, cuando llegó Javi lo agarró de nuevo del pelo y se corrió en su cara, la leche bajaba líquida y caliente por las mejillas de Carlos mientras Javi recuperaba la compostura. Luego le retiró con el pulgar de la mano los restos de los labios antes de besarlo otra vez.

Escucharon un motor a lo lejos, y se apresuraron a vestirse antes de que alguien pudiera encontrarlos de aquella manera en el bosque. Se limpiaron como pudieron y salieron a la pista, sus compañeros del cuartel no tardaron en llegar y recogerlos. En el viaje de vuelta reinó un silencio incómodo entre los compañeros. Sólo interrumpido por los sonidos que emitía la radio, haciendo preguntas sobre el estado del coche de los dos compañeros. Al llegar al cuartel todos se despidieron y volvieron a sus respectivos hogares. Una vez en casa Carlos se pegó una ducha bien fría mientras recordaba lo que había sucedido, su miembro se endurecía de nuevo mientras el agua fría lavaba los restos de hojas que todavía tenía por el cuerpo. Una vez en la cama hundió la cabeza en la almohada y frotó su rabo contra las sábanas y el colchón, imaginándose que su compañero lo montaba y penetraba de nuevo. Todavía notaba un calor familiar en su ano abierto.

La llamada que recibió antes de que se corriera en las sábanas lo sacó de su trance. Era su compañero. Hablaron largo rato sobre lo sucedido y ambos acordaron guardar el secreto por su bien. Después accedieron a quedar tranquilamente unos días después.



Este fue el comienzo de una amistad que, aunque no fuera tan profunda, les daba grandes momentos de placer a los dos, ya fuera en la cama de alguno de ellos o entre los árboles de la sierra durante las patrullas que todavía compartían.

lunes, 15 de septiembre de 2014

Hablemos De Porno: Hay Vida después del Porno

A las buenas tardes, camas y caballeros. Como todos los lunes volvemos con nuestra ración diaria de información aparentemente prescindible de historia del Porno Gay, tan prescindible que en una semana las entradas tienen más visitas que post de hace meses. Así que aquí sigo, al pié del cañón (y bien a gusto, todo hay que decirlo).

En el post de hoy os voy a hablar, como bien indica el título, de la vida después del porno. Es por todos sabido que el trabajo en la industria no es para siempre, es un trabajo de algunos años, más para unos, menos para otros, pero tiene un final al fin y al cabo. Muchos actores empiezan una nueva vida una vez terminan sus contratos o su andadura por éste mundillo, otros vuelven a sus antiguos puestos de trabajo, otros incluso compaginan su vida laboral con su carrera de actores X… y otros, después de un tiempo de dejar el porno acaban volviendo.

Hoy os voy a relatar la historia de cuatro actores, que tal vez conozcáis: Collin O’Neal, Brent Corrigan, Dean Monroe y Mason Wyler. Todos ellos actores de la industria del porno gay, retirados o reenganchados de una manera u otra. Empezamos:

- El caso de Colin O’Neal:


Colin O’Neal o Shawn Loftis es un actor y director de porno gay con su propio estudio (Colin O’Neal Productions). Ha ganado bastantes premios a lo largo de su carrera, tanto para su estudio como para sí mismo por su trabajo. Pero en 2009 decidió poner fin a su carrera en la industria y vendió su estudio para proseguir con su carrera de… tachán tachán… Profesor de enseñanza elemental. Lo creáis o no, éste caballero es Master en Administración Pública por la universidad de Miami, da gusto ver que hay actores con cabeza.

Tras su retirada comenzó a trabajar en una escuela pública de Miami como profesor sustituto, pero después de que el director se enterase de su pasado en el porno, fue acusado de violar las reglas de la escuela del distrito “El profesor tiene que tener una conducta, tanto en su empleo como en la comunidad, de manera que pueda reflejar una buena imagen tanto sobre ellos como en el sistema público de enseñanza”. En abril de dicho año el departamento de educación de Florida retiró su licencia de profesor y, tras esto, volvió brevemente al porno.



Tras el juicio celebrado un año después el estado le permitió volver a enseñar e incluso presentarse a candidato para plazas fijas en la enseñanza, estando 2 años de periodo de prueba. Tras esto dejó el porno definitivamente y actualmente está dando clases en la universidad, así que si los americanos quieren subir nota van a tener que rendir pero bien.

- El caso de Brent Corrigan:


Aquí os presento el caso de uno de mis actores favoritos. Brent Corrigan o Sean Paul Lockhart (31 de Octubre de 1986) es un actor y director de porno gay. Hizo su debut en el porno para Cobra Video y después hizo su carrera para compañías grandes como Jet Set Men o Falcon Studios con el nombre de Fox Rider.

Tras ser catapultado a la fama en 2005, y ganar la tira de premios, se descubrió el pastel de que éste chavalín había empezado su carrera con 16-17 años (consiguió una identificación falsa para poder trabajar en la industria). En varias entrevistas contó cómo trató de contarle a su productor que era menor y que en caso de que la situación se descubriese le perjudicaría más al actor que a él, pero éste hacía oídos sordos. En septiembre de 2005 dos ONGs (Association of Sites Advocating Child Protection y Free Speech Coalition) hicieron eco de las palabras del actor para que el problema se solucionara y que los vídeos que Brent había grabado siendo menor fueran eliminados de la red. Finalmente se consiguió tras un juicio en la corte federal de California.

En 2006 Brent dejó su carrera de estrella del porno para dedicarse a otros proyectos, entre los que figuran los musicales (Chillerama, The Big Gay Musical), películas de comedia como Judas Kiss o Another Gay Sequel: Gays Gone Wild, cortos e incluso anuncios de ropa interior de la conocida marca Andrew Christian. Me he visto todas las películas, no hay nada más gratificante que ver a Brent haciendo de sireno o cantando desnudo subido a un banco de vestuario. También aprovechó para retomar su gran afición: la equitación, en su Twitter podéis encontrar las fotos que lo demuestran.

El mes pasado anunciaba su regreso al porno gay como exclusivo para Lucas Entertainment, a día de hoy está en Las Vegas grabando su segunda escena después de su regreso a la industria (de pasivo, como bien merece el mejor pasivo del mundo por su Grabby Award).




- El caso de Dean Monroe:



A sus 42 años es otro de mis actores favoritos. Este griego residente en Londres y nacido en Australia es tal vez una de las personas que más tiempo lleva trabajando en la industria del porno gay, 15 años. Ha trabajado para Men At Play, Falcon, MEN.com y una larga lista de compañías y ha recibido el premio cybersockets al mejor actor porno, además de un premio especial por su carrera.

Comenzó su carrera como modelo de pasarela en Londres, también ha hecho trabajos de fotógrafo e incluso ha actuado en un musical de Broadway (Naked Boys Singing), también ha publicado un libro “Dean Monroe’s World” en el que explica mediante fotografías su evolución como actor en la industria.

Dean (su nombre tanto delante como detrás de las cámaras) empezó su carrera en el porno gay por accidente, cuando, debido a su trabajo de modelo de pasarelas por aquel entonces su pareja mandó una de sus fotos a una revista homosexual de Londres, dicha revista lo llamó a entrevista y cuando entró había una cámara de vídeo además de la réflex y dijo: ¿por qué no? Tal y como afirma en varias entrevistas. Así comenzó su carrera en la industria.

Pero en 2013 decidió dar por finalizada su andadura por el porno (tras problemas con Treasure Island Media) en un post de su blog, con el título de “Shame shame shame”, argumentando que la industria del porno ha experimentado una decadencia tremenda y un descuido total por el estado serológico de los actores, ya que no les importa que se infecten durante las escenas sin protección si pueden llevar una vida normal tomando medicación, como dice en su entrevista concedida a Naked Sword. Es más, según afirma la industria está en un caos de actitud: la forma en la que se realizan los castings, los estándares que se siguen para contratar y la codicia y egoísmo de los dueños de los estudios. 

“En mi situación (edad) nadie quiere contratarme porque creen que sólo realizo sexo sin protección ahora y que significa que probablemente tenga VIH y ponga sus actores en peligro. Estudios como MEN.com prefiere utilizar a actores gay for pay que probablemente nunca se han hecho un test de VIH más que otros actores gay profesionales que se hacen las pruebas regularmente. ¿Cómo puede un estudio decidir si la situación de un actor es segura o no?”.

La verdad es que da que pensar, ¿verdad? Tras éstas noticias no he vuelto a saber mucho de Dean porque apenas twittea y no se le ve mucho en internet. Lo único que he visto es que ha participado en la serie “Answered Prayers” de Cockyboys, pero sólo como actor “de relleno”. Había rumores de que podría volver a rodar películas pero yo todavía no he visto nada, y es una lástima porque siempre me ha gustado este hombre... así que en fin, le deseo lo mejor esté lo que esté haciendo.


- El caso de Mason Wyler:



Mason Wyler, actor porno y blogger de 26 años, es otro de los actores con otra historia interesante. En su vida ha pasado por unos cuantos estudios, el último fue NextDoorStudios donde incluso tenía su propia página web.

Durante su carrera se ha dedicado a hacer crítica de los diferentes estudios, contar un poco su vida en su blog personal (Wyler Nation), al que era bastante asiduo hasta que le puso punto y final. Desde los viajes que hacía a diferentes ciudades de Estados Unidos para follar todo lo que pudiera y más, hasta lo mal que iba su relación (destructiva) con una mala persona. Recuerdo también cómo publicaba las cartas e e-mails que le llegaban, desde admiradores hasta millonarios felicitándolo.

Su carrera tocó fondo en 2009 cuando anunció que había contraído el VIH, según él, por su propia culpa. A partir de dicho momento, y debido a más cosas aparte de su estado, las empresas porno para las que rodó más de 200 y 300 escenas dejaron de contratarle. En el último post de su blog anunciaba su retirada definitiva del mundo del porno muy a su pesar.

Actualmente está estudiando en la universidad para seguir los pasos de Colin O’Neal como profesor.

Y hasta aquí la dosis de información sobre porno de hoy, espero que os haya instruido y/o divertido, si queréis hacer algún aporte tenéis la sección de comentarios a vuestra disposición para lo que queráis.

Saludetes y hasta el próximo post!

viernes, 12 de septiembre de 2014

Hunks Poco Conocidos: Mattew Camp

Mattew Camp (Sacramento, California), es un modelo, diseñador y tatuador Americano. Actualmente también está realizando carrera como fabricante de perfumes.

Comenzó su carrera de modelo y en las artes dramáticas en Sacramento sin mucho éxito, lo combinaba con su trabajo en Bloomingdales hasta que lo despidieron. Al encontrarse en paro, por casualidad mientras estaba en un bar, le ofrecieron trabajar de GoGo boy y aceptó, como narra en su entrevista con The Underwear Expert, blog de referencia en lo que a ropa interior se refiere. Se dedicó a bailar durante 6 años hasta que después de decidir que California se le quedaba pequeño se mudó a Nueva York buscando nuevos retos, fue así cómo se estableció en Brookling y comenzó su carrera de modelo de ropa interior.

Lo hemos podido ver trabajando para Nasty Pig y alguna que otra firma de bañadores y ha sido portada de GT (Gay Times Magazine), os dejo las fotos para que las disfrutéis. Espero que os gusten.