Hunklopedia

Welcome to Hunklopedia, Spanish Encyclopedia of Hunks

Visit our posts and enjoy the short stories. Stories in Spanish and English.

Short and Long Stories

Looking for some romantic stories? Stay tuned for more brand-new stories!

Sunday's Star

Do you want to watch a special post of the hottest famous men? Check our Sunday's Star section.

Hunklopedia Directory

Tired of searching for your favourite hunk's name? We help you out! Look it up in the Hunklopedia's directory.

Follow Us!

We invite you to visit our Facebook, Twitter and Google + accounts.

miércoles, 16 de abril de 2014

Things you See in Praga // Cosas Que se Ven en Praga

Hi there!

Today I bring you guys and girls my report about a very beautiful city, Prague. It's overcrowded by very handsome men from every corner of the world, so I hope you enjoy the views as much as I did last week.

As allways, is someone recognizes himself in the blog and wants his photo to be removed contact me as soon as possible.

Greetings and enjoy!!






















martes, 1 de abril de 2014

Cosas Que Se Ven En Kraków // Things you See in Krákow

Following with my tour across Poland due to my Erasmus here I bring to you the next part of  the "Things you See in Poland". This time I bring to you the things you see in Krákow, I hope you like it.
As many many times before, if someone recognizes himself in the photos and wants them to be removed contact me ASAP.

Enjoy!







domingo, 30 de marzo de 2014

Dobranoc

La oscuridad había caído hacía horas sobre la ciudad, convirtiendo aquel lugar lleno de vida durante las horas de sol en un páramo desierto de gente. Cierro la cremallera de mi abrigo mientras voy al encuentro de mis amigos. Cuando los encuentro nos ponemos en marcha de nuevo.

Ha sido un día largo, hacer turismo es agotador, y más si te pasas 12 horas de pié y sólo 4 en la cama la noche anterior. Los pies me pesan y la espalda me está matando, pero aguanto un par de horas más antes de dar por concluida la jornada.

Nos tomamos la primera cerveza de la noche, mis amigos están deseando conocer el local al que vamos a pasar la noche. Temerosos al principio de que no nos dejen entrar procuramos arreglarnos más de lo que ya estábamos. Tras acabar nos acercamos al umbral y conseguimos entrar, no ha habido que preocuparse de nada.

Dejamos los abrigos y nos vamos a bailar, la pista esta abarrotada de gente, nos deslizamos entre la multitud hasta ponernos cómodos y bailamos. Comienzo a conocer a varios amigos, mi inglés me permite relacionarme bastante bien.

Las horas comienzan a pasar mientras nos desplazamos de una sala a otra, el humo hace menos agradable la estancia pero consigo aguantarlo. Seguimos bailando esperando cazar a alguno, pero ser extranjero en estas tierras no parece ayudar. Cada vez siento más pesados los pies, miro el reloj y ya han dado las 2 de la mañana, intento escaparme pero el alcohol en las venas de mis amigos parece hacerlos más persuasivos.

Hago acopio de las fuerzas que me quedan para seguir adelante, hasta que de nuevo llego al límite y estoy a punto de salir por la puerta.. cuando el entró. Agarrado al brazo de su amiga está el joven rubio, alto, de ojos azules por el que merece la pena bailar un poco más. Se acercan mucho a donde estamos y se ponen a bailar a nuestro lado. Ambos nos acercamos un poco y nos miramos a los ojos, cuando me quiero dar cuenta ya hemos deslizado nuestros brazos por la cintura y comenzamos a bailar pegados.

El tiempo se para para mí en estos momentos, bajo y subo la cintura al ritmo de la música a la vez que mi compañero de baile, lo toco, me toca y ya noto que algo aprieta en la entrepierna. Nos presentamos y hablamos un poco antes de seguir bailando un poco más separados. Recupero las fuerzas a un ritmo que hasta me sorprende.

Todavía seguimos bailando cuando juntamos nuestras frentes y nos seguimos surcando el cuerpo con las manos. Lo beso en los labios, cuando acabo de darle el beso el sonríe y pide más. Nos abrazamos y repetimos, la noche ha merecido la pena.

Tras un rato así nos sentamos y hablamos un poco más, es más joven que yo, parece interesante, pero por desgracia nos separan más de 3 horas de viaje. Intercambiamos los números de teléfono, por si el destino quiere que nos volvamos a encontrar.

Tras dar el último baile nos despedimos en la puerta del local, saludo a sus amigos con la mano antes de darle un beso en la mejilla, él me lo devuelve antes de salir por la puerta, sigue sonriendo a medida se aleja y lo pierdo de vista. La misma sensación de tantos años atrás vuelve a invadirme, un instante tan efímero de complicidad que se desvanece de nuevo al cabo de poco tiempo.

La luz del sol ya brilla en la calle de nuevo, vuelvo a casa mientras miro el número de teléfono y su nombre mientras camino por las calles desiertas, esperando sin mucha ilusión y al borde del llanto, volver a verlo algún día.

miércoles, 12 de marzo de 2014

Cosas Que se Ven en Wroclaw (Polonia) - Things you see in Wroclaw (Poland)

As you know I'm doing a 3 month intership in Wroclaw, in Poland. I'm enjoying my stay in this beautiful country and I'm enjoying the handsome men too. There are all kind of men here and I want to share them with you as I have done many times before.

As I said in the other posts, if anyone recognizes himself in the photos and want then to be removed, mail me as soon as possible and I will remove them.

I'm sure I'll carry on with this job for the rest of my stay here in Wroclaw.

Greetings and see you soon!









domingo, 2 de marzo de 2014

Leaving Spain

Aupa!

Como ya había comentado en alguna entrada anterior me voy de Erasmus a Polonia. Concrétamente a Wroclaw (que se pronuncia Brosuaf), la capital de Silesia, casi pegando con Alemania. Me voy a pasar ahí 3 meses trabajando en la Universidad.

A pesar de estar fuera espero escribir a menudo, sobre todo para enseñaros los Hunks que me vaya encontrando por la ciudad y alguna que otra aventurilla que me vaya pasando.

Saludetes!

------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Hi!

As I posted a few weeks ago I'm leaving Spain to perform a workplacement in Poland, in Wroclaw concretely, the capital of Silesia, very close to Germany. I will be there for 3 months working in the university.

I hope to write more often, mostly to show you the Hunks I meet there.

Greetings!


domingo, 23 de febrero de 2014

Jäger (The Hunter)

La oscuridad envolvía toda la sala. La gente bailaba, muy cerca los unos de los otros, y sobre ellos caían de vez en cuando las luces de los focos del techo, deslumbrándolos durante una fracción de segundo para volver a sumirlos en la oscuridad. La música retumbaba en su cabeza mientras observaba toda la escena desde su puesto.

Con la espalda apoyada en la pared sorbía lentamente de su copa mientras observaba cada mínimo detalle de la escena ante el. Dos metros delante de él una pareja compartía un beso, algo más adelante un chico deslizaba sus manos bajo el pantalón de su compañero de baile mientras lo besaba con fuerza. En la pared contraria otros dos chicos se estaban enrollando, uno besaba el cuello del otro mientras éste dejaba que le metiera mano; mientras que en la barra un chico de mirada picarona flirteaba con el camarero. Dio otro sorbo a la copa mientras intentaba dar con lo que había venido a buscar, parecía que, como cada noche de fiesta, volvería a casa sin encontrarlo.



Echó la cabeza atrás y soltó un suspiro, el alcohol estaba empezando a hacer efecto. Cerró los ojos unos segundos y cuando los abrió y volvió a ver de nuevo su coto de caza particular se percató de que algo había cambiado en la sala. Recorrió rápidamente la sala con la mirada hasta que lo vio entrar, aquella era la presa que había estado esperando. Lo vio atravesar la multitud y llegar a la barra a pedir. Lo observo de nuevo, era su tipo: Alto, pelo oscuro y corto, muy masculino, con barba de un par de días, espalda ancha y atlético, pero sin exagerar. Llevaba puesta una camisa blanca bajo la cazadora de cuero, algo que le encantó. Unos instantes después de pedir se mezcló de nuevo entre gente, hasta perderse de vista. Maldijo para sus adentros mientras apretaba la copa con fuerza, por cosas como aquella no le gustaba beber.

Intentó sin éxito volver a encontrarlo, cuando estaba a punto de rendirse y volver a casa apareció. Se acercaba peligrosamente hacia él, permaneció inmovil hasta que se colocó a su derecha, apoyado en la pared, junto a él. Procuró no mirarlo mientras hacía que bebía algo más, a la hora de la verdad no solía acobardarse, pero llevaba esperando mucho tiempo a que apareciera alguien que realmente le gustara, con lo que los nervios afloraron. No hicieron falta palabras, pues su presa se acercó a su oído para que le pudiera escuchar:

- ¿Hay algo interesante hoy? - le preguntó levantando algo la voz.
- No - dijo dubitativo - Lo de siempre, supongo.
- ¿Entonces que estás buscando en la pista? - le preguntó, interesado.
- Tres metros hacia delante hay una pareja metiendose mano, llevan así más de una hora - dijo apuntando discretamente con el dedo - Dos metros hacia la derecha hay otra pareja besándose, el chico a un metro de ellos lleva mirándolos toda la noche con odio, supongo que está celoso - dijo girando el dedo - En la pared de enfrente los dos chicos que antes estaban dándose el lote se han escabullido hacia el váter, no te recomiendo cortarles el rollo. El chico en la barra se ha cansado de flirtear con el camarero y ha preferido encontrar a alguien más joven a quien cortejar... tal que ahí - dijo señalando su último objetivo.
- Interesante - dijo sorbiendo su copa - Muy observador.
- Una capacidad que he trabajado con el tiempo.
- Pues yo tengo otra - dijo dejando la copa a un lado, agarró su mano y tiró de ella amablemente - Deja que te enseñe.

Tras dejar la copa a un lado también bailaron juntos durante un rato, cazador y presa, aunque en aquél momento los papeles eran algo confusos. No era el mejor bailarín pero consiguió seguirle el ritmo, vio cómo el sudor le bajaba por el cuello de la camisa mientras bailaba. Estaba claro que había atracción entre los dos, pues ambos se tocaban sutilmente entre paso y paso, sin apartar la vista de los ojos del otro. En algún momento de aquél baile, cuando quedaron más cerca que nunca, notaron un roce en la entrepierna. Esta era su noche de suerte. Después de un buen rato de baile volvieron a la pared, esta vez él era presa de aquél desconocido, en cuanto lo rodeó con sus brazos y le dio un beso en la boca. Saboreo aquel beso esperado, por una vez había encontrado lo que quería.



A tres kilómetros de ahí las puertas del apartamento en el que vivía se abrieron y cerraron rápidamente, minutos después estaban disfrutando de aquella noche de caza en compañía, una de las mejores que habían tenido ambos hasta la fecha.


Con cariño a mis Dark Mariconas

domingo, 16 de febrero de 2014

Nuestra Participación en el Concurso KinkyAngels Story (Bel Ami)

Aupa!

Hace poco la compañía pornográfica Bel Ami convocó un concurso para hacer un guión para su próxima escena. Sin dudarlo por un momento los miembros del Hunklopedia Team nos pusimos a trabajar como putas locos para hacer algo creativo y optar al premio (4 DVDs y la realización de la escena). A mi la verdad que los DVDs me dan un poco igual pero que produjeran la escena ya sería una satisfacción personal de la hostia.

Aquí os lo dejo en castellano (versión hecha por mí) y la traducción (hecha por Thor, que lo ha puesto todo muy nice):

------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Hi!

A few weeks ago Bel Ami presented in their tumblr account a storyline contest, searching for inspiration for their next scene. Without having any doubt the Hunklopedia Team members started working hard in the storyline. We don't care much about the 4 DVDs they are giving, the most important thing for us is that, if we win, they will film the scene we wrote, this would really be a very satisfying thing for us.

Here you have it in Spanish (written by me) and the English version (Translated by Thor, who has put it very nicely):


El sol se había ocultado tras los rascacielos de la ciudad mientras todavía seguía trabajando. Se aflojó de nuevo la corbata que le oprimía el cuello y aporreó el teclado más rápido para acabar cuanto antes las tareas pendientes. A sus 19 años Adam había conseguido entrar en una empresa bastante importante y, aunque sólo trabajara de oficinista, el suelo merecía la pena, con lo que soportaba toda la carga de trabajo que le imponían.

Tras unos minutos más de agonía acabó el trabajo de aquél día, cerró el ordenador y tras coger su americana salió hacia la calle, cruzando los pasillos desiertos del gran edificio. Las tripas le rugieron mientras bajaba sólo en el ascensor, no había comido nada desde que había entrado a trabajar, aunque no era la primera vez que aquello ocurría. Tras salir del edificio se dirigió a la parada del tren, todavía tenía un buen rato hasta que llegara, con lo que sacó un sándwich de una máquina expendedora y lo comió mientras esperaba sentado en uno de los bancos del andén.

Respiró hondo al acabarse aquella delicia precocinada, aquél era el único momento del día en el que podía relajarse, el ritmo frenético que llevaba no le permitía tener mucho tiempo para él. Incluso quedar con gente se había convertido en un sueño utópico después de entrar a trabajar en aquella empresa. Hacía meses que no disfrutaba de la compañía de otro hombre, lo que lo había sumido en un estado de excitación permanente que sólo acabaría cuando deslizara su miembro en el culo prieto de algún chico que le gustara. Tenía aquellos gustos claros, buscaba alguien parecido a él. Era delgado de por sí, pero aquél ritmo de trabajo había hecho que perdiera más peso todavía, con lo que notaba cómo sus abdominales comenzaban a asomar, la mata de pelo moreno que le cubría la cabeza ayudaba a disimular un poco la cara de niño que todavía tenía.

Miró hacia la pasarela que separaba las dos partes de la estación, nunca había nadie a aquellas horas de la noche. Aquella soledad lo incomodaba, nunca sabía quién podría aparecer de la nada y asaltarlo, pero aquello, en aquél momento concreto de su vida, le pareció una buena opción. Un buen asalto es lo que necesitaba. La simple idea hizo que empezara a notar agitación en su entrepierna; acarició su rabo con la mano a través del pantalón, consciente de que nadie lo vería y disfrutó de aquella sensación mientras la sangre comenzaba a acumularse.

Volvió a mirar hacia la pasarela mientras seguía tocándose, había alguien observándolo en la penumbra. Observo con cuidado, dejando de acariciarse el miembro por un momento. Pensó que sería un vigilante de la estación, pero tenía aspecto joven y no vestía uniforme, sino una fina camiseta de tirantes que dejaba ver sus brazos y parte de su pecho. Tenía los brazos apoyados sobre la barandilla, como si estuviera disfrutando de la escena. Adam, sin ningún pudor, continuó con lo suyo mientras lo miraba fijamente.
El haz de luz que dejó durante un instante un coche que pasó por detrás de su observador le permitió verlo. Era rubio y algo más bajo que él, tenía un tatuaje en el cuello. Pudo ver cómo se llevaba su mano a la entrepierna y pasaba la lengua por sus labios, estaba claro que estaba disfrutando de la escena. La situación no podía ser mejor, Adam le hizo un gesto con la mano para que bajara, no podía desaprovechar aquella oportunidad. Tras unos instantes estaban cara a cara, viendo cómo sus miembros oprimían su ropa. Adam se levantó del banco y, sin mediar palabra,  se dispuso a besarlo en los labios; cuando estuvieron a punto de hacerlo se escuchó el sonido del tren en la lejanía, ambos se separaron, sobresaltados, el tren ya estaba tras de sí.

-          Ven conmigo – le dijo Adam mientras le acariciaba el cuello.

Su observador asintió y juntos entraron al tren. Apenas había gente en el vagón, con lo que pudieron estar muy cerca el uno del otro mientras avanzaba hacia su destino. Recorrieron discretamente sus cuerpos con las manos y se besaron de vez en cuando hasta llegar a la parada indicada. Una vez ahí no faltó mucho hasta que llegaran a casa de Adam y cerraran la puerta tras de sí.

Se arrancaron la ropa de camino a la habitación, mientras se besaban con fuerza. Adam lo empujó sobre la cama, le quitó los pantalones y se lanzó sobre él, lo besó fuerte de nuevo mientras aquel desconocido le acariciaba todo el cuerpo. Se besaron largo rato hasta que Adam comenzó a bajar por su cuello, besando cada parte de su piel hasta llegar a la entrepierna. Retiró su ropa interior para contemplar su miembro, tras agarrarlo con la mano comenzó a lamerlo con fuerza, mientras su compañero gemía y se llevaba las manos a la cabeza.

Tras un rato Adam se quitó la ropa interior, dejando al descubierto su rabo, duro como una piedra. La mano del desconocido acarició su glande, mientras Adam todavía seguía a lo suyo e introducía sus dedos en el ano parcialmente dilatado del chico que le estaba alegrando la noche. Lo masajeó con cuidado hasta que posó sus labios sobre él y comenzó a lamerlo, no hizo falta mucho trabajo para abrirlo por completo, tras aquello cogió un condón y lubricante de su mesa de noche y se abrió paso a través de él, mientras ambos gemían de placer.

Follaron en todo tipo de posturas, pero como más disfrutaron ambos es cuando su acompañante se sentó sobre su rabo, cara a cara. Mientras se deslizaba arriba y abajo pudieron besarse y mirarse fijamente,  mirar cómo disfrutaba y cómo el estrés de tantos días se desvanecía en poco tiempo. Su acompañante ya no aguantó más y se corrió sobre el pecho de Adam mientras todavía seguía en su interior. Adam continuó empujando hasta que llegó el momento de descargar, en ese momento salió de su interior, se quitó el preservativo y se sentó a horcajadas sobre su cuello. Se masturbó con fuerza mientras lo agarraba del pelo, después soltó una generosa dosis de leche sobre la cara de su acompañante. Tras retirársela de los ojos lo besó en la boca.


Aquél fue el momento que había esperado durante tanto tiempo, y, si las cosas eran favorables, volvería a repetirlo muy pronto.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------


The sun had already set behind the skyscrapers of the city when he was working. He loosened his tie a little and continued to type faster to finish the remaining tasks he had.By the time Adam was 19 he had already got a job in an important firm even if he just worked as an office clerk. His salary was way better than what he could have imagined so he put up with all the work he was given.

After a few minutes of hard work he finished and shut down the computer. He took his coat and went out through all the empty hallways of that big building. He realised he was hungry while in the lift; he didn’t have anything to eat since he started working. That was not the first time though. He headed towards the train station; he had to wait quite a while for the next train so he took a sandwich from a vending machine he found in the station. He ate it all while he was waiting on a bench of the platform.

Adam took a deep breath after eating what he felt it was the most delicious thing ever due to his hunger. After tossing the recipient of the sandwich he wore his headphones to listen to his favourite singer. Then, he realised that was the only moment of the entire day he could loosen up a bit and relax from the frenetic rhythm he had to follow daily. He didn’t have time for himself or other people, so it was really difficult for him to have a social life since he started that job. Months had gone by since the last time he didn’t feel the contact of a body next to him. He was all the time imagining the perfect hot guy ready for action. Just the thought of that wish made him be in an eternal excitement that only would be eased when he slipped his hard cock into the tight ass of a guy he fancied. He knew what type of guy he desired the most, somebody like him. He was thin, but his work had made him lose weight even more. His abs were more visible than ever so he was feeling really good about his body. His hair was dark and long which made him look a little older.

He had a glance at the walkway that separated both platforms of the station. It was always empty at that time of the night. That emptiness and loneliness used to make him uncomfortable, not knowing who could be there to assault him. In that moment the idea of a hot guy assaulting him didn’t feel that bad at all; it was actually what he needed. The simple thought of that made him feel something growing in his pants; he touched his dick on the jeans he was wearing, aware that nobody would see him. He was enjoying the moment while his dick was getting bigger and bigger.

He had a glance at the walkway again while he was touching himself. He could see someone staring at him in the dark. He tried to guess who that person was leaving his hand on the bench. He thought it was the security guard of the station, but he looked young and he wore no uniform, just a thin t-shirt that allowed his shoulders, arms and part of his chest to be seen. Adam, with no shyness, continued touching himself while staring at the guy in the dark.

For a moment, the light of a car made the stranger visible. He was blonde and a little shorter than Adam. He had a tattoo on his neck. Suddenly, Adam saw how the stranger’s hand got down into his trousers while licking his own lips as a sign of enjoyment. The situation was perfect, so Adam made a sign with the hand for him to approach him. That was an opportunity he could not waste.

A few seconds later the two guys were face to face, feeling how their pants were going to explode. Adam stood up from the bench and without saying a word he made the move and tried to kiss his soft lips. When Adam’s lips where about to touch the stranger’s they both startled with the sound of the train entering the station. They split immediately trying to pretend nothing happened as someone might have seen them.

- Come with me – Adam told the blonde stranger while caressing his neck.

The stranger nodded and both got into the train. The train was nearly empty so they could sit together, close from each other, almost feeling the heartbeat of one another. They looked over the other’s body and kissed from time to time. When they reached their destination, Adam took the blonde guy into his apartment closing the door behind them.

They took each other’s clothes off while getting to the bedroom and they kissed passionately. Adam pushed him to the bed, took his trousers off and jumped on top of him. He kissed him even more passionately while touching all his body. He went downwards, first stopping at the neck and licking it; secondly at his nipples, sucking them and biting them softly; thirdly his firm belly and finally he arrived at the spot he most wanted to see. He took his underwear off and saw the stranger’s dick. He took it and started stroking and rubbing it against his bulge. A few minutes after, he took his dick into his mouth and started licking and sucking it softly. He noticed how the body of his partner started relaxing while he moaned more as he started sucking harder.

After a while, Adam took his own underwear off leaving his rock-hard cock for the blonde stranger to see. The hand of his partner caressed his glans while Adam touched the blonde’s ass and introduced softly a finger in the partially dilated anus. He massaged it with care until he got down and licked it. He felt his partner really turned on, so he took a condoms and lube from the bedside table. A few seconds later he was inside the stranger, both moaning and feeling each other’s body.

They fucked in different positions but the one that really turned them on so much was when Adam lied down in the bed and his partner got on top of him, moving upwards and downwards while looking at each other’s faces. They could kiss while in that position, looking at how the pleasure took over them and how the stress of those long hard-working days vanished. The blonde stranger couldn’t hold it longer and shot his load all over Adam while he was still inside him. Adam kept on pushing until his turn to cum came. He took his cock out, took the condom off and the blonde stranger got next to his hard dick. He jerked off fast as he was grabbing his blonde hair till he exploded and came on his face. They stood still for a few seconds enjoying the moment. After cleaning himself, the stranger approached Adam and kissed his lips.

That was the moment he had been waiting for a long time and was hoping to do it all over again very soon.



jueves, 13 de febrero de 2014

Hunks Poco Conocidos - Lucas Malvacini

Como hacía mucho que no posteaba, y tengo la imaginación un poco atrofiada para hacer relatos coherentes (y no porno como el que va a salir a la luz este domingo) os pongo un Hunk poco conocido, Lucas Malvacini.

No he encontrado mucha información sobre él salvo que es un modelo Brasileño que fué Mister Mundo 2011 (aunque no os fieis mucho de la información). Desde luego las fotos hablan por sí mismas: una sonrisa de ensueño, buen cuerpo, guapo de cara... un Hunk sonriente en toda regla.

Espero que os guste:

------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Hi, It has been a long time since the last time I posted as I have my mind busy with the last exams and I have no coherent ideas to write new non-pornographic stories (one of thoose will be posted on sunday). Today I bring you a new not well known Hunk, Lucas Malvacini.

I haven't found any reliable information about this guy, but it appears to be a Brazilian model who won the Mister World contest in 2011. I think the pics speak by themselves, so enjoy them, becouse this guy is the best definition of "Smily Hunk", what a smile gentleman.

Enjoy!