Sexopedia - Capítulo 2 - ¡A follar! (+18) ~ Hunklopedia

lunes, 16 de septiembre de 2013

Sexopedia - Capítulo 2 - ¡A follar! (+18)


En el capítulo anterior hablábamos sobre cómo prepararse para follar, en éste capítulo  la meteremos  nos meteremos de lleno en el asunto.

En general es importante tener en cuenta que practicamos sexo porque nos gusta, etc etc. No me voy a poner en plan "Papá Hunk" diciéndoos lo que todos sabéis, pero para disfrutar del buen sexo es mejor (en mi humilde opinión) hacerlo con una persona en la que confiéis y con la que estáis a gusto. Lo que no quiere decir que no vayáis a disfrutar follando con el tío que os acaba de meter la lengua hasta la tráquea en la discoteca en vuestra noche de juerga.

Para disfrutar al máximo podemos dividir este pequeño "tutorial" en tres partes: La preparación, las posturas y las cosas a tener en cuenta.

- Preparación (En-acto-sepsual):

La preparación es vital, como contaba en el capítulo anterior, para disfrutar. Depende mucho de la persona, hay quien a la hora de recibir un rabo abre más el culo, otros menos, otros nada... en general siempre es conveniente preparar la zona antes de follar, ya sea con los plugs, los dedos... o la lengua de nuestro amante / novio / ligue / rollo / profesor de análisis químico uy que errata!. En fin. Esto es, un buen beso negro.
Lo que hacemos con esta práctica (de la lengua) es abrir y lubricar el ano (importante la higiene y la confianza en la otra persona, ya sabéis que culito limpio, culito feliz).
Tanto esto como el uso de los plugs puede ser una actividad preliminar, imaginación al poder.

- Las posturas:

Chicos, hay que ser realistas, el sexo anal duele al principio, esto es así por mucho lubricante y por mucho cuento chino que nos hayan metido en la cabeza, pero hay posturas en las que duele más y otras en las que duele menos que te la metan.

Aquí os voy a aconsejar una progresión de posturas para pasarlo bien como mejor se: Con Hunks (aviso, pueden aparecer rabos!):


La mejor manera de empezar a follar suele ser así, porque tu controlas lo que te la metes, según va haciendo hueco el rabo puedes darle más ritmo al asunto, aquí a gusto de cada uno. Se puede hacer lo mismo pero en vez de mirar pa nuestro Hunk empotrador mirando hacia el otro lado.



Otra buena manera de continuar es la que os pongo aquí (así o más suave, depende de cada uno, que los chavales del porno vienen muy revolucionados y como bien sabéis la vida no es una peli porno). De lado también es una buena opción, porque se controla bien cuánto y cómo se mete.

Luego ya nos podemos ir más a lo complicado, a las posturas que, por lo general, suelen doler:



Y tal que así, luego todo es experimentar en esta vida y encontrar la postura que mejor le venga a cada uno (la diferencia de altura, aunque os digan lo contrario, hace mucho).

- Cosas a tener en cuenta:

Hay que decir que el estado anímico de una persona es importante a la hora de follar, si estamos nerviosos el ano se contrae instintivamente y es complicado de abrir, con lo que mejor es estar "relajaitos". Lo que nos lleva a la siguiente regla:

"Los nervios son malos"

Tened en cuenta que vais a disfrutar más cuando más relajados esteis y, por norma general, se os abrirá más el culo y mejor cuanto más os ponga la persona en cuestión.

Otra cosa de la que hay que hablar es del tamaño. Sí, caballeros, el tamaño importa. No es lo mismo, ni por asomo, que te metan un rabo estándar (15-16 cm) y de ancho normal, a un POLLÓN (sí, con mayúsculas) largo y ancho (o no tan largo pero ancho). Existe una cosa que se viene a llamar "umbral de dolor", unos tenemos mucho umbral, otros menos, pero el caso es que cuando una polla es más grande que el hueco a rellenar... mal asunto. La clave para lidiar con este asunto es la preparación, como siempre, y hacerse al rabo de nuestra pareja. Lo que nos lleva a la última regla:

"El tamaño importa"

También influye la resistencia de la persona. Tener el rabo dentro al final nos irrita y cansa, la práctica hace al maestro así que cuanto más practiquéis antes pasareis de pasivos a pasivazos.

Aparte de esto poco más puedo contar. En las siguientes entradas de la Sexopedia exploraremos diferentes prácticas sepsuales (fisting, BDSM, algún que otro fetiche...). Si alguno o alguna (que sé que hay chicas que leen el blog...) desea colaborar estoy abierto de piernas a la colaboración, hacérmelo saber en los comentarios.

Hasta el próximo post! Sed malos!

2 comentarios:

Anónimo dijo...

ME gusta mucho tu blog y la sección de la sexopedia también. me parece un puntazo.
yo queria saber que hacer en caso en que tras lubricar y dilatar, durante el acto, al pasivo se le escapa algo de material fecal, y también si es muy comun que pase y si es debido a mala limpieza o que se penetraba mal.
gracias por tu tiempo

Azart Hunklopedia dijo...

Aupa! Muchas gracias por el comentario!

Al final es una cosa que puede pasar, no es debido a una mala limpieza ni mala penetración, con los nervios el intestino se mueve más y podemos tener sorpresa. En este caso (que a mí me ha pasado alguna vez) lo mejor es tratar de vaciar el estómago todo lo que se pueda, es decir, follar 2 - 3 horas despues de ir al WC (y después de limpiarse bien, claro).

Pa reducir el tiempo y asegurarse del todo lo mejor suele ser usar una lavativa. A mi no me han hecho falta la verdad, pero es otra opción.

Espero haberte ayudado. Un saludete!

Publicar un comentario